Saltar al contenido

Cuánto cuesta un jardín vertical

Existen diferentes técnicas para construir un jardín vertical. Por eso, vamos comparar las diferencias de precio que existen entre cada una de ellas. De esta manera lo tendrás más claro a la hora de escoger el sistema que mejor se ajuste a tu presupuesto.

muro verde precio

Precio de un jardín vertical natural

Como te hemos comentado, el precio variará dependiendo las especies de plantas, el soporte y el tipo de sistema de riego escogido para tu jardín vertical, aunque lo normal es que el precio oscile entre los 80€ m2 hasta incluso los 1000€ m2.

Precio de un jardín vertical artificial

El precio de los jardines artificiales verticales es más económico y cuentan con la comodidad de no tener que mantenerlos, aunque renunciando a los aromas que aporta uno natural. El precio del metro cuadrado de los jardines verticales artificiales, tanto para interiores como exteriores, suelen abarcar desde los 80€ m2 hasta los 260€ m2. Como puedes comprobar, al estar compuesto por plantas artificiales, los precios suelen ser más baratos que el del natural. Son jardines con mantenimiento mínimo pero que sacrifican las fragancias que aportan los naturales al espacio. La decisión es muy personal y cada uno debe valorar sus preferencias; entre un jardín vertical artificial más barato, sin mantenimiento pero ausente de aromas que despierten el sentido del olfato, y un jardín vertical natural, con un precio algo más elevado, mantenimiento periódico pero con perfumes que inundarán la estancia en la que esté ubicado.

Precio de los jardines verticales preservados

Un jardín vertical preservado es una opción a tener en cuenta en interiores. Los cuadros vegetales los puedes colocar en cualquier pared de tu casa. No necesita mantenimiento, como es el caso del jardín artificial vertical, y a su vez, dispone del encanto de las plantas naturales. El precio ronda los 40€ – 350€ el metro cuadrado. Son jardines verticales de tamaño reducido que se pueden ubicar en casi cualquier estancia de tu hogar, sin que ello suponga una reducción del espacio disponible.